Conferencia de Stresa, desde el punto de vista alemán

Papen_Hitler_Goebbels

Von Papen, segundo por la izquierda, junto a Hitler y Goebbels, inmediatmente a la derecha del Führer

“La tensión aumentó cuando, el 11 de abril de 1935, las potencias occidentales se reunieron para conferenciar en Stresa. Los presidentes de los consejos de ministros de Inglaterra y Francia, Mr. Ramsay MacDonald y M. Laval, acompañados por sus ministros de asuntos exteriores, se reunieron con el líder del fascismo, por quien sentían poca simpatía, en un intento de cerrar el cerco de Alemania. Extraña mezcolanza en verdad (…) Las tres potencias declararon su intención ‘de oponerse por todos los medios a su alcance a la abolición unilateral de los tratados‘.

 

Palabras fuertes, pero ¿indicaban un frente unido? Hitler tuvo la suficiente intuición política para comprender que los intereses divergentes de las tres potencias abogaban contra una política unida. El 2 de mayo, el gobierno francés firmaba un pacto de asistencia mutua con la Unión Soviética. La causa de la solidaridad europea hubiera sido mejor servida si la misión histórica de Alemania como barrera a las aspiraciones eslavas hubiese sido reconocida, y satisfechas sus razonables demandas.”

Franz Von Papen: Memorias, 1952

Anuncios

Ultimátums a Alemania, tras invadir Polonia, 1939

El ultimátum francés a Alemania, 3 de septiembre de 1939

Tropas alemanas pasan la frontera polaca

“Excelentísimo Señor:

No habiendo recibido el 3 de septiembre a las 12 horas del mediodía, ninguna respuesta satisfactoria del gobierno del Reich al escrito que entregué a V.E. el 1 de Septiembre, a las 22 horas, tengo el honor de comunicarle, por encargo de mi gobierno, lo siguiente:

El gobierno de la República Francesa considera su deber recordar, por última vez, la grave responsabilidad que ha tomado sobre sí el gobierno del Reich al haber abierto las hostilidades contra Polonia sin declaración de guerra y no haber aceptado la proposición de los gobiernos de la República Francesa y de Su Majestad británica de suspender toda acción de ataque contra Polonia y declararse dispuesto a una retirada inmediata de sus tropas de territorio polaco.

El gobierno de la República tiene por ello el honor de poner en conocimiento del gobierno del Reich que se ve obligado desde hoy 3 de Septiembre, a las 17 horas, a cumplir las obligaciones contraídas por Francia con Polonia en el Tratado Franco-Polaco y que el gobierno alemán conoce”.

Coulondre, Embajador de Francia en Berlín

El ultimátum británico a Alemania, 3 de septiembre de 1939

“Excelentísimo Señor:

En el comunicado que tuve el honor de dar a conocer a V.E. el 1 de Septiembre, informaba a V.E, siguiendo las instrucciones del Secretario para Asuntos Exteriores de Su Majestad, que el gobierno de Su Majestad del Reino Unido cumplirá sin demora sus obligaciones con Polonia, si el gobierno alemán no está dispuesto a dar al gobierno de Su Majestad del Reino Unido seguridades satisfactorias de que el gobierno alemán suspende toda acción de ataque contra Polonia y está dispuesto a retirar inmediatamente sus tropas de territorio polaco.

Aunque este comunicado fue dado a conocer hace más de veinticuatro horas, no ha obtenido ninguna respuesta habiendo, por el contrario continuado y aumentado los ataques alemanes contra Polonia. Por ello, tengo el honor de informar a V.E. que, en el caso de que hasta las 11 horas de la mañana (hora de verano británica) de hoy, 3 de Septiembre, no sea dada una seguridad satisfactoria en el sentido antes mencionado, por el gobierno alemán y llegue a Londres a manos del gobierno de Su Majestad, existirá, desde ese momento, un estado de guerra entre los dos países”.

Neville Henderson, Embajador del Reino Unido en Berlín

#francia, #reino-unido

Viernes, 1 de septiembre de 1939

Desfile de tropas alemanas

El 1 de septiembre de 1939, al concluir el día, el Alto Estado Mayor alemán redactaba el primer parte de guerra:

«Berlín, 1 de septiembre de 1939. Por orden del Führer, comandante supremo de las fuerzas armadas, la Wehrmacht ha asumido la protección activa del Reich. En cumplimiento de la misión encomendada, para poner freno a la potencia polaca, esta mañana unidades del ejército alemán han pasado al contraataque en las fronteras entre Alemania y Polonia. Grupos de la Luftwaffe han emprendido el vuelo para atacar objetivos militares en Polonia. La marina de guerra ha asumido la protección activa del Mar Báltico».

A las 10 de la mañana, un Hitler nervioso justificó la invasión de Polonia alegando las violaciones de la frontera germana. Su verbo inflamado y belicoso se desató: «Para poner fin a estas incitaciones insensatas no me queda nada que hacer salvo responder a la fuerza con al fuerza a partir de ahora.[…] no quiero ser mas que el primer soldado del Reich […] Por eso me he puesto este ropaje militar […] No me lo sacaré hasta que la victoria sea nuestra, y si no es así, no viviré para verlo.»

Hitler, desde la tribuna de oradores del Reichstag, anunciaba que «a cada bomba responderá una bomba». En la misma sesión histórica, Hitler designaba como sus sucesores a Göering y Hess y declaraba su condición de soldado. «El Estado polaco ha rechazado la solución pacífica propuesta por mí para establecer relaciones de buena vecindad (…). Con la dura firmeza de las armas alemanas dirigiré la lucha por el honor y los derechos vitales del pueblo alemán resucitado. Espero que todos los soldados, penetrados de la gran tradición del eterno espíritu militar alemán, cumplirán con su deber hasta el extremo. Daos cuenta en todos los momentos que sois los representantes de la gran Alemania Nacional Socialista. ¡Viva nuestro pueblo y nuestro Reich! Adolfo Hitler».

Invasión alemana de Polonia

Pero el entusiasmo popular no estaba tan encendido. Cuando Hitler regresó a la Cancillería solo le esperó una pequeña multitud. Únicamente los mas jóvenes gritaron :”¡Sieg Heil!”, mientras la mayoría permaneció silenciosa.

El Presidente de la República polaca, señor Moscicki dirigió ese día una proclama a la nación polaca: «Esta noche, nuestro enemigo secular empezó las operaciones ofensivas contra el Estado polaco. En este momento histórico me dirijo a todos los ciudadanos del país, con la profunda convicción de que toda la nación se ponga al lado del comandante en jefe y de la fuerza armada, a fin de defender su libertad, su independencia y su honor, y dará una respuesta digna al agresor, como ha ocurrido más de una vez en la historia de las relaciones polaco-alemanas. Toda, la nación, bendita por Dios en su santa y justa causa, y unida al Ejército, marchará en filas compactas al combate y a la victoria.»

El primer ministro inglés, Neville Chamberlain, se dirigía a la Cámara de los Comunes, en la mañana del 1 de septiembre de 1939, para explicar la política de Gran Bretaña ante la nueva agresión alemana: «No me propongo decir muchas palabras porque ha llegado el momento de la acción y no de los discursos. La responsabilidad de esta terrible catástrofe pesa sobre los hombros de un solo hombre. El canciller alemán no ha vacilado en sumir al mundo en la miseria al objeto de hacer triunfar sus ambiciones insensatas.» Finalmente, Chamberlain declaraba que, a menos que Alemania suspendiera la acción agresiva contra Polonia, Gran Bretaña cumpliría sin vacilaciones los compromisos contraído con los polacos.

M. Molotov, Ministro de Asuntos Exteriores de la URSS, solicitaba la convalidación de los acuerdos de no agresión con Alemania de 23 de agosto. Dijo que no fue sino hasta después que los representantes rusos quedaron convencidos de que las negociaciones con Gran Bretaña y Francia estaban condenadas al fracaso que voltearon hacia Alemania. Hizo hincapié en que el Pacto de ruso-alemán fue muy diferente al pacto de ayuda mutua que los soviéticos querían con Gran Bretaña y Francia. Afirmó que Alemania había abandonado la política anti-soviética y ofreció un tratado sobre el comercio en los más favorables términos nunca hechos. Molotov criticó a los dirigentes británicos y franceses que -declaró- insistieron en que la Unión Soviética se estaba poniendo al lado de Alemania en contra de ellos, olvidando que no era necesario que la Unión Soviética participara en una guerra al lado de los unos o los otros. “Si esos señores se sienten con un fuerte deseo de pelear, dejémosles que peleen entre ellos, pero sin nosotros. Veremos qué buenos soldados son. Ellos son los enemigos de la paz y sólo tratan de interferir en nuestras relaciones con Alemania“, concluyó.

El Cuartel general alemán, en Berlín, publicaba el siguiente comunicado oficial:

En el curso de las operaciones militares efectuadas en Silesia, Pomerania y Prusia Oriental han sido alcanzados todos los objetivos propuestos para el primer día.

Las tropas del sur, avanzando a través de las montañas, han alcanzado las líneas, de Neumarkt-Such.

En el sur de Maerisch Ostrau ha sido atravesado el Olsa cerca de Teschen. Al sur del territorio industrial nuestras tropas han avanzado en grupos a la altura de Kattowitz.

Las tropas que operan en Silesia avanzan en dirección de Tsentoschau y al norte de dicha ciudad.

Al norte del corredor las tropas se acercan a Brahe y han alcanzado el lago situado cerca de Nakel. Muy cerca de Graudenz se ha entablado una batalla.

Las tropas que operan en la Prusia Oriental combaten lejos, en el interior del territorio polaco. Los pilotos alemanes, llenos de entusiasmo, han atacado los aeródromos polacos, como por ejemplo el de Rahmel y los de Putzig, Graudenz, Poznan, Plock y Lodz, así como los de Radom, Buda, Kattowitz, Cracovia, Lembreg, Brest y Terespok, destruyendo las instalaciones militares.

Los buques de guerra han prestado su concurso de una manera activa al avance del Ejército.

Los aviones alemanes son dueños del cielo polaco. Aunque muchas fuerzas aéreas son retenidas en Alemania central y occidental, se despliega gran actividad en Polonia.

Una parte de las fuerzas marítimas han tomado posiciones ante el golfo de Danzig, para asegurarse el dominio del Báltico. El buque-escuela «Schleswig-Holstein» ha cañoneado Westerplatte, en posesión de los polacos. Él puerto de guerra de Gydnia ha sido bombardeado por los aviones alemanes.

Al respecto, en la prensa española (El Correo Catalán, Barcelona, 2 de septiembre de 1939) se recogía al día siguiente: «El Gauletier Forster ha dirigido a la población danziguesa la siguiente proclama: “Hombres y mujeres de Danzig: ha llegado el momento que habéis estado deseando durante veinte años. A partir de hoy, Danzig se ha incorporado al Gran Reich alemán. Nuestro Führer nos ha liberado. Por primera vez, la bandera de la cruz gamada, la bandera del Reich alemán, flota sobre los edificios públicos de Danzig. Flota, igualmente, a partir de hoy, sobre los antiguos edificios polacos y en todo el puerto; en las torres de la vieja Rathamz y en la venerable iglesia de Santa Mará, las campanas señalan la hora de la liberación de Danzig. Demos gracias a Nuestro Señor, que ha dado al Führer la fuerza y la posibilidad de liberarnos a nosotros también del mal del Diktat de Versalles».

El domingo 3 de septiembre, Gran Bretaña y Francia declaraban oficialmente la guerra a Alemania con una diferencia horaria: mientras Londres lo hacía a las once de la mañana, París se retrasaba hasta las cuatro y media de la tarde.

FUE NTES:
http://html.rincondelvago.com/segunda-guerra-mundial_14.html
http://ar.answers.yahoo.com/question/index?qid=20100831201614AANyzNU
http://www.exordio.com/Calendario/nc09011939.html#2625
http://www.exordio.com/Calendario/nc09011939.html

La Conferencia de Teherán, 1943

A finales de noviembre de 1943, Roosevelt y Churchill viajaron a Teheran para mantener su primer encuentro con Stallin. El presidente y el Primer Ministro ya habían aprobado una plan para lanzar una ofensiva cruzando el canal. Roosevelt estaba completamente a favor de llevar a cabo el proyecto a principios de 1944, tan pronto como las condiciones atmosféricas lo permitieran. Durante la Conferencia de Teherán, Churchill objetó que consideraba prioritaria la situación de Italia y las posibles nuevas compañas en los Balcanes y el sur de Francia, pero perdió la votación frente a Rooseelt y Stalin. La operación Overload fue fijada para mayo de 1944. Una vez concluida las conversaciones, el Estado Mayor conjunto convocó a Elsenhower, que se encontraban en el Mediterráneo, para asignarle el mando del cuartel general supremo de las fuerzas expedicionarias aliadas con el fin de que organizara y llevara a cabo la invasión a través del canal. La conferencia de Teherán marco el apogeo de la alianza entre el este y el oeste en tiempo de guerra.

Los ‘Tres Grandes’ en Teherán (Irán) De izquierda a derecha, el líder soviético Iósiv Stalin, el presidente de Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt y el primer ministro británico sir Winston Churchill, reunidos en Teherán (Irán) en 1943 para elaborar la estrategia militar y la política europea de la posguerra.

(A) Declaración de los Tres Poderes, 1 de diciembre, 1943

Nosotros, el Presidente de los Estados Unidos, el Primer Ministro de Gran Bretaña, y el Premier de la Unión Soviética, se han reunido esos cuatro días anteriores, en esta, la Capital de nuestro aliado, Irán, y han dado forma y confirma nuestra política común.

Expresamos nuestra determinación de que nuestras naciones deberán trabajar juntos en la guerra y en la a la paz que seguirá.

En cuanto a la guerra, nuestro personal militar se han unido en nuestra mesa redonda de discusiones, y hemos concertado nuestros planes para la destrucción de las fuerzas alemanas. Hemos llegado a un acuerdo total en cuanto al alcance y el calendario de las operaciones que se realizarán desde el este, el oeste y el sur.

El entendimiento común que hemos alcanzado aquí garantías que la victoria será nuestra.

Y la paz – estamos seguros de que nuestra concordia se ganará una paz duradera. Reconocemos plenamente la responsabilidad suprema de descanso a todos nosotros y las Naciones Aliadas a hacer una paz que cuente con la buena voluntad de la inmensa masa de los pueblos del mundo y desterrar el flagelo de la guerra y el terror para muchas generaciones.

Con nuestros asesores Diplomáticos hemos estudiado los problemas del futuro. Vamos a buscar la cooperación y la participación activa de todas las naciones, grandes y pequeñas, cuyos pueblos en el corazón y la mente se dedican, al igual que nuestros propios pueblos, a la eliminación de la esclavitud y la tiranía, la opresión y la intolerancia. Le daremos la bienvenida, ya que pueden optar a entrar, en la Familia de las Nacionales Aliadas, en un mundo Democrático.

Ningún poder sobre la tierra puede impedir la destrucción de ejércitos alemanes por tierra, sus U Boats por mar, y sus plantas de maquinaria para la guerra desde el aire.

Nuestro ataque será incesante y cada vez mayor.

Que salgan de estas conferencias cordiales las naciones, esperamos con confianza en el día en que todos los pueblos del mundo puedan vivir libres , al margen de la tiranía, y de acuerdo con sus diferentes deseos y sus propias conciencias.

Hemos venido aquí con esperanza y determinación. Dejamos aquí, amigos, de hecho, en espíritu y en fin.

ROOSEVELT, CHURCHILL y STALIN

Firmado en Teherán, 1 de diciembre, 1943

(B), Declaración de los Tres Poderes en cuanto a Irán, el 1 de diciembre de 1943

El Presidente de los Estados Unidos, el Primer Ministro de la URSS. y el Primer Ministro del Reino Unido, después de haber celebrado consultas, y con el Primer Ministro de Irán, el deseo de declarar el acuerdo mutuo de sus tres Los gobiernos con respecto a sus relaciones con Irán.

Los Gobiernos de los Estados Unidos, la URSS., y el Reino Unido reconocen la ayuda que Irán ha prestado en la persecución de la guerra contra el enemigo común, en particular por facilitar el transporte de suministros desde el extranjero a la Unión Soviética.

Los tres gobiernos se dan cuenta de que la guerra ha causado dificultades económicas para Irán, y ellos están de acuerdo en que se sigan poniendo a disposición del Gobierno de Irán ayudas tales como la asistencia económica pueda ser posible, teniendo en cuenta las grandes exigencias formuladas a los mismos por sus operaciones militares en todo el mundo , y que termine en todo el mundo la escasez de transporte, materias primas y suministros para el consumo civil.

Con respecto a la posguerra, los gobiernos de los Estados Unidos, la URSS y el Reino Unido están de acuerdo con el Gobierno de Irán en que los problemas económicos que enfrenta Irán al término de las hostilidades deberán recibir plena consideración, junto con los de otros miembros de las Naciones Aliadas, en las conferencias o de los organismos internacionales celebrados o creados para ocuparse de las cuestiones económicas internacionales.

Los Gobiernos de los Estados Unidos, la URSS y el Reino Unido están en concordancia con el Gobierno de Irán en su deseo para el mantenimiento de la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Irán y contar con la participación De Irán, junto con todas las demás naciones amantes de la paz, en el establecimiento de la paz, la seguridad y la prosperidad después de la guerra, de conformidad con los principios de la Carta del Atlántico, a la que los cuatro gobiernos se han suscrito.

S. WINSTON CHURCHILL
J. STALIN
FRANKLIN D. ROOSEVELT

(C) del Personal de Conclusiones de la Conferencia de Teherán

La Conferencia:

1. Convino en que los partisanos en Yugoslavia deben recibir el apoyo de los suministros y el equipo en la mayor medida posible, y también por las operaciones de comando:

2. Convino en que, desde el punto de vista militar, es más deseable que Turquía debería entrar en la guerra al lado de los Aliados antes de fin de año:

3. Tomó nota del Mariscal Stalin en el sentido de que si Turquía se encontrase por fin en guerra con Alemania, y como resultado Bulgaria declarase la guerra a Turquía o ésta fuese atacada por ella, la Unión soviética podrá inmediatamente declararse en guerra con Bulgaria. La Conferencia tomó nota además de que este hecho podría incidir explícitamente en las próximas negociaciones para que Turquía entre en la guerra:

4. Tomó nota de que la Operación OVERLORD se iniciría en mayo de 1944 [futuro desembarco de Normandía], en relación con una operación contra el sur de Francia. Esta última operación se llevaría a cabo en una fuerza tan grande como la disponibilidad de aterrizaje – las embarcaciones permitidas. La Conferencia tomó nota además de Mariscal Stalin en el sentido de que las fuerzas soviéticas pondrán en marcha una ofensiva casi al mismo tiempo con el objeto de impedir la transferencia de las fuerzas alemanas de la zona oriental a la occidental del Frente:

5. Convino en que el personal militar de las tres potencias en adelante debería mantener un estrecho contacto entre sí en lo que se refiere a las inminentes operaciones en Europa. En particular, se acordó un plan de cobertura para desmistificar y engañar al enemigo en lo que respecta a estas operaciones debiendo ser concertadas entre el personal en cuestión.

FRANKLIN D. ROOSEVELT
JOSEPH V. STALIN
S. WINSTON CHURCHILL

TEHRAN, 1 de diciembre de 1943

#churchill, #ee-uu, #reino-unido, #roosevelt, #stalin, #urss

Protocolo de la Conferencia de Wannssee, 1942

Sede de la Conferencia de Wannsee de enero de 1942, convocada por el jefe de la Oficina Principal de Seguridad del Reich Reinhard Heydrich, sobre la "Solución final al problema judío".

El 20 de enero de 1942, quince altos representantes de las SS, del NSDAP y de diferentes ministerios se reunieron en esta casa para debatir la instrumentación de la deportación y el asesinato planificados de los judíos europeos. Los representantes de las SS informaron a los secretarios de Estado presentes de las acciones homicidas que los Einsatzgruppen (grupos de intervención móviles) venían llevando a cabo desde agosto de 1941 en la Unión Soviética, así como de los métodos de asesinato ya practicados.

La reunión, conocida hoy como la «Conferencia de Wannsee», fue presidida por Reinhard Heydrich, jefe de la Oficina Central de Seguridad del Reich (RSHA). El encargado de organizar las deportaciones, Adolf Eichmann, redactó las actas – el Protocolo – de la reunión, que se encontraron en 1947 entre los documentos del Ministerio de Asuntos Exteriores. El Protocolo documenta con pavorosa claridad el plan para el asesinato de todos los judíos europeos y la participación activa de la administración del Estado alemán en ese genocidio.

PROTOCOLO DE LA CONFERENCIA DE WANNSEE
20 de enero de 1942

Geheime Reichssache
(Documento secreto del Reich)

30 Copias copia nº 16

PROTOCOLO DE LA CONFERENCIA

“I. Han participaden a la conferencia sobre la Solución Final (Endlösung) de la cuestión judía que tuvo lugar el 20 de enero de 1942 en Berlin, Am Großen Wannsee N° 56-58, las siguientes personas:”

  • Reinhard Heydrich – Jefe de la Oficina Principal de Seguridad del Reich (RSHA)
  • Adolf Eichmann – Jefe del Departamento IV B 4 (“Asuntos Judíos”) de la RSHA
  • Heinrich Müller – Jefe de la Policía Secreta del Estado (Gestapo)
  • Otto Hoffmann – SS líder del grupo – Oficina de Colonización
  • Rudolf Lange – SS Sturmbannführer – Servicio de Seguridad (Policía)
  • Eberhard Schöngarth, Coronel de las SS – Servicio de Seguridad
  • Gerhard Klopfer, Coronel de las SS – Sede del Partido
  • Wilhelm Kritzinger, Secretario Adjunto – Cancillería del Reich
  • Josef Bühler, Secretario de Estado – Oficina del Gobernador General en Cracovia
  • Georg Leibbrandt, Reichsamtsleiter – ocupó el Ministerio de Territorios del Este
  • Alfred Meyer, el Gauleiter – ocupó el Ministerio de Territorios del Este
  • Erich Neumann, Secretario de Estado – Oficina del Alto Comisionado para el Plan de Cuatro Años
  • Martín Lutero, Subsecretario – Ministerio de Relaciones Exteriores
  • Wilhelm Stuckart, Secretario de Estado – Ministerio del Interior
  • Roland Freisler, el Secretario de Estado – Ministerio de Justicia

Wannsee-Protokoll

“II. Se abrió la reunión con la declaración del Jefe de la Policía de Seguridad y del SD, el SS- Obergruppenführer Heydrich, quien anunció su nombramiento por el Mariscal del Reich como Plenipotenciario para la Preparación de la Solución Final del asunto Judio en Europa. Señaló que la conferencia fue convocada con objeto de clarificar ciertas cuestiones de principios. La demanda del Mariscal del Reich pidiendo que se realice un proyecto de plan relativo a los aspectos prácticos, económicos y organicatiros de la solución final de la cuestión judía europea, requiere una deliberación previa y conjunta de todas las parallelemente las instituciones centrales directamente involucradas en las asuntes, de manera de coordinar líneas de acción.

Declaró que la responsabilidad del tratamiento de la solución final de la cuestión judía incumbirá, sin tomar en consideración las fronteras geográficas, al Reichsführer SS y Jefe de la Policía alemana (Jefe de la Policía de Seguridad y del SD). Luego, el Jefe de la Policía de Seguridad y del SD pasó brevemente revista a la lucha conducida hasta el presente contra este enemigo. Los elementos más importantes son:

a) obligar a los judíos a salir de las distintas áreas de la vida del pueblo alemán,
b) obligar a los judíos a salir del espacio vital (Lebensraum) del pueblo alemán.

Para alcanzar estos objetivos, se dio impulso a la emigración acelerada de los judíos de la zona del Reich, que se consideró como única solución provisional posible.

En enero de 1939, se instituyó una Oficina Central del Reich para la Emigración Judía, bajo las instrucciones del Mariscal del Reich, siendo confiada su dirección al Jefe de la Policía de Seguridad y del SD. Sus tareas fueron principalmente:

a) tomar medidas para preparar una emigración incrementada de los judíos,
b) encauzar el flujo de emigración,
c) acelerar la emigración en los casos individuales.

El objetivo de esta tarea fue limpiar el espacio vital alemán de judíos, de forma legal.

Los inconvenientes ocasionados por tal forma de emigración, intensamente acelerada, eran claros para todas las autoridades. Pero al carecer de otras posibilidades de solución, se los deba aceptar momentáneamente.

Reinhard Heydrich, 1940

Durante el período que siguió, el tratamiento de la emigración no constituyó un problema únicamente alemán, sino que las autoridades de los países de destino o de emigración también tuvieron que ocuparse de ello. Las dificultades financieras – como las alzas de las tasas de desembarque decretadas por los distintos gobiernos – así como la falta de literas en los barcos y las restricciones cada vez más rígidas o las prohibiciones de inmigración, entorpecieron considerablemente los esfuerzos de emigración. A pesar de estas dificultades, un total de aproximadamente 537.000 judíos fueron obligados a emigrar, desde el ascenso al poder hasta el 31 de octubre de 1941.

Este total se desglosa de la siguiente forma:

Los mismos judíos o las organizaciones políticas judías asumieron la financiación de la emigración. Para evitar que los judíos proletarizados permanecieran atrás, se tomó como principio que los judíos ricos debían sufragar la emigración de los judíos sin medios; para este fin, impuso una cotización especial, o impuesto de emigración proporcional a la riqueza para cubrir las obligaciones financieras de la emigración de los judíos indigentes.

Desde el 30 de enero de 1933 del antiguo Reich [Alemana  antes 1938] aproximadamente 360.000
Desde el 15 de marzo de 1938 de Austria aproximadamente 147.000
Desde el 15 de marzo de 1939 del protectorado de Bohemia y Moravia aproximadamente  30.000.

Además de los fondos recaudados en marcos alemanes, se necesitaron divisas extranjeras para el dinero que los emigrantes necesitaban mostrar a su llegada al extranjero y para las tasas de desembarque. A fin de conservar los fondos en divisas extranjeras, las organizaciones judías de este país convencieron a las instituciones financieras judías del extranjero que ellas mismas se hicieran responsables de la recaudación de las sumas requeridas en divisas. extranjeras. Hasta el 30 de octubre de 1941, los judíos extranjeros regalaron un total de unos 9.500.000 dólares.

Mientras tanto, dado los peligros de la emigración en tiempo de guerra y dadas las posibilidades del Este, el Reichsführer SS y Jefe de la Policía alemana prohibió la emigración de los judíos.

III. Actualmente, con la previa autorización del Führer, la evacuación de los judíos hacia el Este reemplaza la emigración, como posible solución adicional.

Estas operaciones son opciones provisionales, pero ya se aplican las experiencias prácticas que tienen una importancia significativa para la próxima solución final de la cuestión judía.

En esta solución final de la cuestión judía europea, se tomarán en cuenta a los aproximadamente 11 millones de judíos distribuidos en los países siguientes:

PAÍS

NÚMERO

A. Altreich 131.800
    Ostmark [Austria] 43.700
    Territorios del Este
420.000
    Gobierno-General
2.284.000
    Bialystok 400.000
    Protectorado deBohemia y Moravia
74.200
    Estonia  -Sin judíos-
    Letonia 3.500
    Lituania 34.000
    Bélgica 43.000
    Dinamarca 5.600
    Francia   Territorio ocupado 165.000
                  Territorio no-ocupado 700.000
    Grecia 69.600
    Holanda 160.800

    Noruega

1.300

B. Bulgaria 48.000
    Inglaterra 330.000
    Finlandia 2.300
    Irlanda 4.000
    Italia, incluyendo Cerdeña 58.000
    Albania 200
    Croacia 40.000
    Portugal 3.000
    Rumania, incluyendo Besarabia 342.000
    Suecia 8.000
    Suiza 18.000
    Serbia 10.000
    Eslovaquia 88.000
    España 6.000
    Turquía europea 55.500
    Hungría 742.800
    U.R.S.S. 5.000.000
       Ucrania
       Bielorrusia, sin   2.994.684
       Bialystok              446.484

TOTAL: más de 

11.000.000

En países extranjeros aún falta una definición de los judíos según los principios raciales y las cifras comunicadas sólo incluyen a los judíos por religión. Dadas las actitudes y conceptos que prevalecen en cada país, el tratamiento de este problema se enfrentará con ciertas dificultades, especialmente en Hungría y en Rumania. Por ejemplo en Rumania, el judío aún puede obtener con dinero, documentos que certifican oficialmente que posee una ciudadanía extranjera.

En la Unión Soviética, la influencia de los judíos en todas las esferas de la vida es bien conocida. Hay unos 5 millones de judíos en Rusia europea frente apenas unos 250.000 en Rusia asiática.

En la zona europea de la URSS, los judíos se clasifican según su profesión, más o menos como sigue:

Agricultura                            9.1%
Trabajadores urbanos    14.8%
Comercio                             20.0%
Empleados del Estado    23.4%

Profesiones liberales, medicina, prensa, teatro, etc…32.7%

Durante la solución final, se deberá conducir a los judíos al servicio de trabajo al Este. En grandes columnas de trabajo y separados por sexo, se trasladará a esas zonas a los judíos capaces de trabajar, para que construyan carreteras; no hay duda alguna de que se perderá a una gran proporción de ellos como consecuencia de una selección natural.

Los que queden; necesitarán un tratamiento adecuado, porque sin duda alguna representan la parte [físicamente] más resistente y con su liberación, se podrían transformar en el germen de una resurrección judía (pruebas de ello las da la historia).

Durante la ejecución de la solución final, Europa será revisada a fondo, desde el Oeste hasta el Este. A causa del problema de alojamiento y de las demás necesidades socio-politicas, se tratará en primer lugar la zona del Reich, incluyendo los protectorados de Bohemia y Moravia.

Primeramente, los judíos evacuados serán trasladados por trenes hacia los denominados ghettos de tránsito, con el fin de transportarlos luego al Este.

El SS Obergruppenführer Heydrich señaló además, que una importante condición previa para realizar la evacuación general, es la determinación precisa de los grupos de personas involucradas.

No se intentará evacuar a los judíos de más de 65 años de edad, sino que se los colocará en un ghetto de personas mayores, Theresienstadt.

Además de estos grupos de personas ancianas, un 30% de los 280.000 judíos que se encuentran en Altreich y en Ostmark al 31 de octubre de 1941, tiene más de 65 años de edad. En el ghetto de judíos ancianos, se admitirá a los judíos lisiados de guerra, así como a los judíos con condecoraciones de guerra (EK I) [La cruz de hierro de primera clase]. Esta solución apropiada eliminará de una vez numerosas solicitudes de excepciones.

El inicio de las mayores operaciones de evacuación individual y grupal dependerá, en gran parte, de los desarrollos militares. Con respecto de la manera de tratar la solución final en las zonas europeas ocupadas por nosotros o bajo nuestra influencia, hemos propuesto que los funcionarios que se ocupan de estos asuntos en el Ministerio de Asuntos Exteriores, consulten con los expertos adecuados de la Policía de Seguridad y del SD.

En Eslovaquia y en Croacia, el asunto ya no es tan difícil, puesto que allí los problemas pertinentes más esenciales ya han sido solucionados. En Rumania también, el gobierno ha nombrado a un plenipotenciario para los asuntos judíos. A Hungría se deberá imponerle en un futuro próximo un consejero para las cuestiones judías.

Según el SS Obergruppenführer Heydrich, se deberá establecer contactos con el Jefe de la Policía de Italia acerca de estos asuntos, para poner en marcha los preparativos para plantear el problema.

En Francia ocupada y en Francia no-ocupada, la concentración de los judíos que habrán de ser evacuados se realizará sin grandes dificultades.

Sobre este punto, el Subsecretario de Estado Luther declaró que en varios países, como los países nórdicos, el trato a gran escala de este problema tropezará con dificultades, y que por consiguiente, en aquellos países

seria acertado postergar la acción por el momento. Dado el pequeño número de judíos allí involucrados, esta postergación en ningún caso será un obstáculo significativo.

Por otra parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores no prevé ninguna dificultad importante en el Sud-Este y Oeste de Europa.

El SS Gruppenführer Hofmann opina que se debe enviar a Hungría a un especialista de la Oficina Central para la Raza y el Asentamiento para que les dé una orientación general cuando el jefe de la Seguridad y del SD tome allí el asunto en mano. Se decidió que un especialista de la Oficina Central para la Raza y el Asentamiento, que no desempeñará un papel activo, será designado oficialmente como asistente temporal agregado de la policía.

IV.    Las leyes de Nuremberg deben constituir una base para la realización del proceso de la solución final; pero como condición previa a una eliminación total del problema, se necesitarán también soluciones a las cuestiones de los casamientos mixtos y de Mischlinge.

Luego, el Jefe de la Policía de Seguridad y de los SD discutió en forme; teórica los siguientes puntos relacionados con una carta del Jefe de la Cancillería del Reich:

1. Tratamiento de los Mischlinge de primer grado.

Los Mischlinge de primer grado se encuentran en la misma posición que los judíos respecto de la solución final de la cuestión judía.

Quedarán extentos de este tratamiento las personas siguientes:

a) Los Mischlinge de primer grado que estén casados con personas de sangre alemana, y de cuyos casamientos hayan nacido hijos (Mischlinge de segundo grado). Estos Mischlinge de segundo grado se encuentran básicamente en la misma posición que los alemanes.

b) Los Mischlinge de primer grado que obtuvieron hasta la fecha excepciones en ciertas áreas vitales, por parte de las más altas autoridades del Partido y del Estado. Se deberá examinar de nuevo cada caso individual, y no se puede excluir que la nueva decisión empeore la situación de los Mischlinge.

Como cuestión de principio, las bases para conceder una excepción serán siempre los méritos de los propios Mischlinge (y no los méritos de los padres o cónyuges de sangre alemana).

Los Mischlinge de primer grado, que quedarán apartados de la evacuación, serán esterilizados de manera de impedir toda reproducción y terminar definitivamente con el problema de los Mischlinge. La esterilización será voluntaria, pero constituirá una condición para permanecer en el Reich. Tras ésta, el Mischling esterilizado quedará libre con respecto de todos los reglamentos restrictivos a los que se veía sometido anteriormente.

2) Tratamiento de los Mischlinge de segundo grado.

En principio, se clasificará a los Mischlinge de segundo grado como personas de sangre alemana, exceptuando los casos siguientes, en los que se considera a los Mischlinge de segundo grado de igual manera que a los judíos:

a) Descendiente de Mischling de segundo grado nacido de un casamiento bastardo (siendo Mischlinge ambos cónyuges).

b) Apariencia racial particularmente desfavorable del Mischling de segundo grado, que lo clasifica como judío, sólo bajo criterios únicamente externos.

c) Negativos informes políticos o de la policía sobre el Mischling de segundo grado, que indiquen que éste se siente y comporta como un judío.

Incluso en estos casos, no se harán excepciones cuando el Mischling de segundo grado esté casado con una persona de sangre alemana.

3) Casamientos entre judíos plenos y personas de sangre alemana.

Aquí se decidirá, caso por caso, si se deberá evacuar al cónyuge judío o si se lo enviará a un ghetto para ancianos, tomando en consideración los efectos que esta medida podría tener sobre los parientes alemanes de la pareja mixta.

4) Casamiento entre Mischlinge de primer grado y personas de sangre alemana.

a) Sin hijos.

Si no nacieron hijos del casamiento, se evacuará al Mischling de primer grado, o se le enviará a un ghetto para ancianos. (El tratamiento es el mismo que para los casamientos entre judíos plenos y personas de sangre alemana, [véase] apartado 3.)

b) Con hijos.

Si existen hijos nacidos de este casamiento (Mischlinge de segundo grado), y si se les considera equivalentes a judíos, se los evacuará o se los enviará a un ghetto, junto con los Mischlinge de primer grado. Cuando se considere a estos hijos personas de sangre alemana (como es la regle), igualmente se dispensará de la evacuación, tanto a ellos como a los Mischlinge de primer grado.

5) Casamiento entre un Mischling de primer grado y un Mischling de primer grado 0 un judío.

En estos casamientos, se deberá tratar a todas las partes (incluso a los hijos) como judíos, y por consiguiente se los evacuará y se los enviará a un ghetto para ancianos.

6) Casamiento entre un Mischling de primer grado y un Mischling de segundo grado.

Se evacuará y enviará a un ghetto de ancianos a ambos cónyuges del casamiento, tengan hijos o no, pues se considera habitualmente que los hijos recibieron una inoculación de sangre judía más fuerte que los Mischlinge de segundo grado.

El SS Gruppenführer Hofmann piensa que se deberá hacer amplio uso de la esterilización pues cuando los Mischlinge tengan la posibilidad de escoger entre la evacuación o la esterilización, preferirán escoger la esterilización.

El Secretario de Estado, Dr. Stuckart , observó que de este modo, los aspectos prácticos de las posibles soluciones arriba propuestas para resolver los problemas de casamientos mixtos y de Mischlinge, ocasionarán un trabajo administrativa sin fin. El Secretario de Estado, Dr. Stuckart, propone por ello una esterilización obligatoria, de modo que considere las realidades biológicas.

Para simplificar el problema de los Mischlinge se deben tener en cuenta posibilidades adicionales, con el objetivo de que el legislador pueda decidir algo así como: “estos casamientos quedan disueltos”.

En la cuestión relativa a los efectos que la evacuación de los judíos puede tener sobre la economía el Secretario de Estado N e u m a n n , declaró que por el momento y mientras no se disponga de substitutos, no se puede evacuar a los judíos que estén empleados en las industrias de guerra esenciales.

El SS Obergruppenführer Heydrich señaló que, conforme con las directivas aprobadas por él y relativas a la ejecución de la evacuación corriente, no se evacuará a estos judíos.

El Secretario de Estado, Dr. Bühler, observó que, si se inicia la solución final de este problema en el Gobierno-General, éste lo acoger bien, pues allí la cuestión del transporte no desempeña un papel importante, y las consideraciones de permanencia en trabajo no van a impedir el curso de esta operación. Lo antes posible se deberá trasladar a los judíos fuera del Gobierno-General, pues es allí en particular, donde el judío constituye un importante peligro como portador de epidemias y también donde, al mismo tiempo, causa desórdenes constantes en la estructura económica del país, por su continua actividad en el mercado negro. Es más, la mayoría de los 2,5 millones de judíos considerados es en todos los casos inepta para el trabajo.

El Secretario de Estado, Dr. Bühler, declaró además que el Jefe de la Policía de Seguridad y del SD es el responsable de la solución a la cuestión judía y que su trabajo tiene el apoyo de las autoridades del Gobierno-General. El sólo pide que se resuelva lo antes posible la cuestión judía de esta zona.

Como conclusión, tuvo lugar una discusión sobre las distintas formas que podría tomar la solución, y sobre este particular tanto el Gauleiter Dr. Meyer, como el Secretario de Estado, Dr. Bühler , opinaron que localmente en la zona involucrada, se debería realizar cierto trabajo preparatorio de la solución final, pero que al hacerlo se deberá evitar alarmar a la población.

La Conferencia finalizó con un pedido del Jefe de la Policía de Seguridad y del SD a los participantes a la Conferencia, al apoyo necesario para realizar las tareas de la solución [final].

#alemania, #holocausto, #nazismo

Bombardeo de área y bombardeo estratégico

Albert Speer (Mannheim, 19 de marzo de 1905 – Londres, 1 de septiembre de 1981)

«Aquellos ataques aéreos llevaban la guerra al corazón de Alemania. En las ciudades devastadas y asoladas por las llamas experimentábamos la presión directa y cotidiana de la guerra, y eso nos estimulaba y nos incitaba a dar al máximo.

Los sufrimientos impuestos a la población no quebrantaron su resistencia. Mis visitas a las fábricas de armamento y mis contactos con el hombre de la calle me dieron la impresión de que, al contrario, nuestro pueblo estaba cada vez más enardecido. Es posible que la disminución de la producción, evaluada en un 9 por 100, fuera compensada ampliamente por la intensificación de los esfuerzos de los alemanes.

Los considerados medios que se dedicaron a la defensa del territorio fueron la causa de este descenso en la producción. En 1943 el territorio del Reich y los teatros de operaciones situados al oeste estaban erizados de 10.000 cañones antiaéreos pesados, que bien podrían haberse utilizado en Rusia contra los tanques o contra sus objetivos en tierra. Además, sin ese segundo frente, el frente aéreo desplegado a lo largo de todo el país, la cantidad de municiones necesarias para nuestra defensa anticarro podría haberse multiplicado por dos aproximadamente. Para colmo, cientos de miles de jóvenes soldados eran empleados para la defensa antiaérea. La industria óptica consagraba un tercio de su producción a visores para las baterías antiaéreas, la electrónica dedicaba cerca de la mitad de su producción a aparatos de radiogoniometría y de transmisión para la defensa antiaérea. Todo esto explica que, a pesar del elevado nivel de las industrias eléctricas y óptica de Alemania, nuestras tropas combatientes en el frente estuvieran mucho peor equipados en material moderno que los ejércitos occidentales.

Era un hecho, como me di cuenta muy pronto, que los bombardeos habrían podido de sobra decidir la guerra desde 1943, si se hubiera intentado aniquilar los centros de producción de armamento, en lugar de dedicarse al bombardeo masivo pero a ciegas. El 11 de abril de 1943 propuse a Hitler constituir una comisión formada por expertos de la industria, con la misión de escoger los objetivos estratégicos, que, para la economía energética de la URSS, eran de una importancia vital. En todo caso, no fue Alemania, sino la aviación británica, quien por primera vez intentó variar de forma determinante el rumbo de la contienda destruyendo uno de los centros vitales de nuestra economía de guerra, siguiendo en cierto modo el principio de paralizar sectores de producción determinados. Al igual que se puede detener el funcionamiento de un motor suprimiendo una sola de sus piezas, la RAF intentó el 17 de mayo de 1943 aniquilar el centro vital de nuestra producción de armamentos, enviado 19 bombarderos a destruir las presas del Rhur …

Bombardeos en Hamburgo, 1943

Mientras yo me esforzaba por llamar la atención de Hitler y del Estado Mayor de la Luftwaffe sobre objetivos importantes, nuestros enemigos occidentales lanzaron, en el espacio de ocho días, del 25 de julio al 2 de agosto, cinco ataques masivos sobre la misma ciudad, a saber, Hamburgo. Esta operación iba en contra de todas las consideraciones tácticas, pero por ello tuvo consecuencias menos desastrosas. Desde los primeros ataques las conducciones de agua fueron destruidas, aunque a partir de los ataques siguientes los bomberos ya no pudieron extinguir el fuego, se declararon incendios gigantescos, las llamas se arremolinaban furiosamente como verdaderos ciclones, el asfalto de las calles comenzó a quemarse, la genta quedaba asfixiada en sus sótanos o carbonizadas en plena calle. Los efectos de aquellos ataques no pueden compararse sino a los de un terremoto».

Albert Speer, En el corazón del Tercer Reich, 1969

#alemania, #armamento

Tratado germano-soviético de delimitación y de amistad, 1939

Tratado germano-soviético de delimitación y de amistad

Mapa de las fronteras acordadas en el pacto Ribbentrop-Mólotov, y mapa de las fronteras a las que se llegó realmente en 1939.

El gobierno del Reich y el Gobierno de la URSS, tras el hundimiento del ex estado polaco, consideran exclusivamente como su tarea restablecer el orden y la calma en estos territorios y asegurar a las poblaciones que están establecidas en ellos una existencia pacífica que responda a su originalidad étnica.

Con este objetivo, los dos Gobiernos han convenido lo que sigue:

Artículo primero. El gobierno del Reich y el Gobierno de la URSS fijan como frontera de los intereses de imperio recíprocas en el territorio del estado polaco, la línea que se encuentra trazada en el mapa adjunto y que debe ser descrita más en detalle en un protocolo complementario.

Artículo 2. Las dos Partes reconocen la frontera de los intereses de imperio recíprocos fijada al artículo primero como definitiva, y declinarán toda especie de intromisión de terceras potencias en este reglamento.

Artículo 3. Las medidas de restauración política necesarias son tomadas, en los territorios al oeste de la línea indicada en el artículo primero, por el Gobierno del Reich; en los territorios al este de esta línea, por el Gobierno de la Unión Soviética.

Artículo 4. Los dos Gobiernos consideran el presente reglamento como un fundamento asegurado para el desarrollo y el progreso de las relaciones amistosas entre sus pueblos.

Artículo 5. Este Tratado será ratificado, y los instrumentos de ratificación serán intercambiados, tan pronto como posible. El Tratado entra en vigor en el momento de su firma.

Hecho en dos originales, en ruso y en alemán.

Moscú, 28 de septiembre de 1939.

Por el gobierno alemán: J. von Ribbentrop.
Con plenos poderes del gobierno de la URSS: V: Molotov.

Anexo.

La línea fronteriza comienza en la punta meridional de Lituania; va, de ahí, en dirección general occidental, del norte de Augustowo a la frontera del Reich y sigue esta última frontera hasta el río Pisa.

De ahí, sigue el curso del Pisa hasta Ostrolenka; luego, sigue el Bug hasta Keystnopol, gira hacia el oeste y se dirige al norte de Rawa-Ruska y de Lubaczow hasta San. Sigue luego el San hasta su fuente.

Protocolo confidencial del 28 de septiembre de 1939.

El Gobierno de la URSS no pondrá obstáculos al deseo eventual de nacionales alemanes, o de otras personas de origen alemán, residentes en su esfera de influencia, de emigrar hacia Alemania o hacia la esfera de influencia alemana.

Está de acuerdo en que estos desplazamientos sean organizados por agentes del gobierno del Reich en colaboración con las autoridades locales competentes, y en que los derechos de propiedad de los emigrantes sean salvaguardados.

Una obligación correspondiente incumbe al gobierno del Reich en lo que concierne a las personas de origen ucraniano o bielurruso que residan en su esfera de influencia.

Por el gobierno alemán: J. von Ribbentrop.
Por el gobierno de la URSS: V: Molotov.

Protocolo adicional secreto del 28 de septiembre de 1939.

Los plenipotenciarios firmantes constatan el acuerdo siguiente entre el gobierno alemán y el gobierno de la URSS.

El protocolo adicional secreto del 23 de agosto de 1939 es modificado en el artículo 1, en la medida en que el territorio del estado lituano es afectado a la esfera de intereses de la URSS y en que, de otra parte, la provincia de Lublin y partes de la de Varsovia son afectadas a la esfera de intereses de Alemania (ver el mapa anexo al tratado de delimitación y de amistad entre la URSS y Alemania). En cuanto el gobierno de la URSS haya tomado sobre el territorio lituano medidas especiales con el objetivo de la protección de sus intereses, la frontera germano-lituana será rectificada con el objetivo de llegar a un trazado simple y natural, volviendo a Alemania el territorio lituano situado al suroeste de la línea indicada en el mapa.

Se constata de otra parte que los acuerdos económicos en vigor entre Alemania y Lituania no deben ser afectados por las medidas más arriba indicadas de la Unión Soviética.

Por el gobierno del Reich alemán: von Ribbentrop
Por el gobierno de la URSS: V. Molotov.

Protocolo adicional secreto del 28 de septiembre de 1939.

Los plenipotenciarios firmantes, concluyendo el Tratado germanosoviéitco de delimitación y de amistad, se han declarado de acuerdo en lo que sigue:

Las dos partes no tolerarán en sus territorios ninguna agitación polaca susceptible de afectar al territorio de la otra parte. Pondrán fin a una tal agitación en su origen y se informarán mutuamente sobre las disposiciones tomadas a este efecto.

Por el gobierno del Reich alemán: von Ribbentrop
Por el gobierno de la URSS: V. Molotov.

Declaración del gobierno del Reich y del gobierno de la Unión Soviética del 28 de septiembre de 1939.

El Gobierno del Reich y el Gobierno de la Unión Soviética, habiendo arreglado por el acuerdo firmado hoy, definitivamente, las cuestiones que derivan de la disolución del estado polaco y habiendo así creado una base segura para una paz duradera en Europa oriental, expresan en común la opinión de que correspondería a los verdaderos intereses de todas las naciones poner fin al estado de guerra que existe entre Alemania, de una parte, Francia e Inglaterra, de otra.

Los dos Gobiernos emprenderán pues esfuerzos comunes, si se da el caso, de acuerdo con otras potencias amigas para lograr lo más rápidamente posible este objetivo.

Si, sin embargo, los esfuerzos de los dos gobiernos quedaran sin éxito, se constataría entonces el hecho de que Inglaterra y Francia son responsables de la continuación de la guerra. En el caso de esta continuación, los gobiernos de Alemania y de la Unión soviética se consultarían recíprocamente sobre las medidas necesarias.

#alemania, #urss