Conferencia de Stresa, desde el punto de vista alemán

Papen_Hitler_Goebbels

Von Papen, segundo por la izquierda, junto a Hitler y Goebbels, inmediatmente a la derecha del Führer

“La tensión aumentó cuando, el 11 de abril de 1935, las potencias occidentales se reunieron para conferenciar en Stresa. Los presidentes de los consejos de ministros de Inglaterra y Francia, Mr. Ramsay MacDonald y M. Laval, acompañados por sus ministros de asuntos exteriores, se reunieron con el líder del fascismo, por quien sentían poca simpatía, en un intento de cerrar el cerco de Alemania. Extraña mezcolanza en verdad (…) Las tres potencias declararon su intención ‘de oponerse por todos los medios a su alcance a la abolición unilateral de los tratados‘.

 

Palabras fuertes, pero ¿indicaban un frente unido? Hitler tuvo la suficiente intuición política para comprender que los intereses divergentes de las tres potencias abogaban contra una política unida. El 2 de mayo, el gobierno francés firmaba un pacto de asistencia mutua con la Unión Soviética. La causa de la solidaridad europea hubiera sido mejor servida si la misión histórica de Alemania como barrera a las aspiraciones eslavas hubiese sido reconocida, y satisfechas sus razonables demandas.”

Franz Von Papen: Memorias, 1952