Justificación japonesa para atacar a EE.UU., 1941

Hideki Tojo (30 de diciembre de 1884 - 23 de diciembre de 1948)

«Nuestro Ejército y nuestra Marina tienen ya ultimados los preparativos para sus operaciones, mientras el Gobierno pone todo su empeño en mejorar las relaciones diplomáticas con Estados Unidos. Sin embargo, los Estados Unidos se resisten a desviarse lo más mínimo de sus tesis originales y, por añadidura, empiezan a pedirnos concesiones unilaterales, que se traducen en exigencias como la evacuación total e incondicional de China por nuestras fuerzas militares, la retirada del reconocimiento al gobierno de Nankin y la rescisión del Pacto Tripartito con Alemania e Italia. Si nos sometiéramos a tales imposiciones, no sólo se podría en entredicho el prestigio del Imperio y se esfumaría toda posibilidad de rematar felizmente el asunto de China, sino que también peligraría la existencia de todos nosotros, Es evidente, pues, que no podemos afianzar nuestros derechos por la vía diplomática. Aparte de eso, Estados Unidos, Gran Bretaña, Holanda y China han acrecentado unilateralmente la presión económica y militar que viene ejerciendo sobre nosotros; considerando el emplazamiento de las fuerzas nacionales y su estrategia, esto conduce a una situación que no permite aguardar con pasividad el resultado de tal evolución. Puesto que las cosas han alcanzado este punto, no hay más recurso que entrar en guerra contra Estados Unidos, Gran Bretaña y Holanda, a fin de superar la crisis actual y salvaguardar nuestra existencia.

Es muy de lamentar que el estallido de esta gran guerra a continuación del conflicto chino, cuya duración sobrepasa ya los cuatro años, haya de ocasionar nuevas inquietudes a Su Majestad. Pero si se tiene presente que las fuerzas nacionales han cuadriplicado sus efectivos anteriores al conflicto de China, que nuestro pueblo está cada vez más unido y que la acometividad de nuestros soldados y marineros ha alcanzado un nivel de eficacia jamás visto en el pasado, no hay duda de que salvaremos esta crisis».

H. Tojo, Alocución al Consejo de Ministros del Imperio Japonés, 1 de diciembre de 1941

#japon