Manifiesto antibolchevique italiano

Diego Rivera, En el arsenal, 1928. Se trata de una obra pictórica de influencia política, de apoyo al mundo revolucionario mexicano de carácter comunista; en ello debió su amistad con Leon Troski, que vivió varios meses con Rivera y Kahlo, su mujor, durante su exilio en Mexico.

“Todo bolchevique es enemigo de Italia

Es bolchevique:

Cualquiera que aspire al advenimiento de la dictadura soviético-comunista, que es la disgregadora de las nacionalidades y de las razas y la realizadora del odio de casta acumulado en el transcurso de los siglos; la forja de la mayor injusticia humana tragigrotesca; la anulación de todo ideal social; la resurrección de la, servidumbre de las inteligencias y la restauración de métodos punitivos bárbaros que prohíben la libertad, la vida y el pensamiento.

Es Bolchevique:

Cualquiera que disminuya la victoria y la grandeza de Italia mediante desconfianza irónica, la burla, el pesimismo; con las palabras, los actos, los escritos.

Cualquiera que se emplee por todos los medios para retrasar el inevitable renacimiento italiano en la industria, el comercio, las artes.

Cualquiera que sabotee las energías de resistencia de los ciudadanos.

Cualquiera que les haga padecer hambre por afán de lucro y porque goza de impunidad.

Cualquiera que, sin tener aptitudes para ello, asume la responsabilidad de ocupar altos cargos en el funcionamiento de la máquina estatal.

Cualquiera que se alegre de toda trasgresión de los derechos y de las aspiraciones de la nación.

Cualquiera que, siendo miembro de todo poder establecido, no se inspire en la libertad y no la respete en los demás.

Cualquiera que, guiado por sus intereses personales, atente, deformándolo, contra el pensamiento de los apóstoles de cada sociedad.

Cualquiera que desconozca sistemáticamente los poderes intelectuales de quienes colaboran en el rejuvenecimiento de la cultura y de las tradiciones menoscabadas.

Cualquiera que no exalte, anime y sostenga por todos los medios los descubrimientos estéticos y científicos.

Cualquiera que se alegre de su fosilización y de la de los demás en prejuicios e ideas inadaptadas a nuestra época, que arde en fiebre de alcanzar el porvenir.

Cualquiera que niegue a las masas evolucionadas la sanción de las aspiraciones polítíco-socioeconómicas adecuadas para proporcionar esa independencia de juicio y de movimiento que permitiría desarrollar su deseo de un porvenir mas digno.

Es bolchevique:

Cualquiera que renuncie a los derechos y aspiraciones de las mayorías.

Cualquiera que forme parte de pandillas y “camorras”, funestas para el desarrollo de la nación.

Cualquiera que se obstine, contra los votos de desconfianza de la nación en querer manipular los poderes del Estado.

Es bolchevique:

Cualquiera que no vea en el trabajo interrumpido y en la superproducción industrial, la sola y única fuerza viva redentora de Italia.

Llevaremos a cavo una lucha sin tregua contra todos los Bolcheviques.

Fuente: París, Orígenes del Fascismo, “I Nemici d’Italia. Settimanale antibolscevico” (Milán), Núm. 1, 10 de Agosto de 1919, p.1”

Anuncios

#fascismo, #italia