La extensión de la crisis a Alemania, 1932

Evolución del paro y del apoyo a los nazis en Alemania

“Aunque los primeros efectos del crack se exportaron de inmediato fue en 1931 cuando el grueso de la crisis estalló a escala mundial con resultados similares a los producidos en EE.UU.: hundimiento el sistema crediticio, desplome de las cotizaciones bursátiles, caída de la inversión, descenso de los precios, contracción de la actividad eeconómica, aumento del paro, reducción de la demanda.

El paro se cebó especialmente en la mano de obra industrial, en las masas obreras del ramo de la construcción y en la minería. El número de parados en todo el mundo llegó a alcanzar lacifra de 40 millones (eran 10 millones antes de la crisis). El panorama de la depresión ofreció su cara más sombria en las calles, en las filas de hombres sin empleo que hacían cola ante una propuesta de trabajo eventual, ante las entidades de auxulio que proporcionaban alimentos, o al contemplar a hombres encartelados exponiendo su dramática situación y pidiendo un trabajo cualquiera para poder dar de comer a sus hijos.

Se dice a menudo que los jóvenes sufren menos que las personas mayores esta situación de desempleo. Nuestra experiencia no demuestra lo contrario. Nuestra desorganizada economía ya no es capaz, hoy en día, de preparar de manera ordenada a la nueva generación para el trabajo. Cientos de miles de jóvenes quedan si trabajo así que terminan su aprendizaje; permanecen en esta situación largos períodos de tiempo, y pierden así la pericia que adquirieron en su preparación y que nunca llevaron a la práctica. ¿En qué se convertirá la economía alemana, pregunto yo, si no hay una nueva generación que conserve las mundialmente famosas cualidades del pueblo alemán?”

Discurso de W. Eggert, Secretario del XV Congreso de la Unión de Sindicatos Alemanes, 13 de abril de 1932.

Anuncios

#alemania