Anexión de Bosnia-Herzegovina, 1908, por Austria-Hungría

Grupos étnicos en Austria-Hungría, 1910

«Mi querido Amigo:

Los recientes acontecimientos en Turquía, dirigidos al establecimiento de un Estado constitucional, no han dejado de tener efecto en las provincias de Bosnia y Herzegovina, administradas por mi Gobierno.

Aunque estas provincias, que han progresado cultural y materialmente de una forma tan satisfactoria, han expresado un deseo de establecer durante algún tiempo una constitución, estas intenciones ahora, a causa de la inestable situación de los asuntos en el Imperio otomano, han hecho valer sus derechos tan vigorosamente que mi Gobierno presiente que no puede oponerse por más tiempo a ellos, especialmente si el desarrollo pacífico de los asuntos de las fronteras del sur de la monarquía está libre de disturbios.

Ya que una constitución sólo puede ser otorgada por un poder soberano, me he visto forzado a anunciar la anexión de Bosnia y Herzegovina.

Informaremos al Imperio otomano de esto, al mismo tiempo lo notificaremos como una prueba de nuestra política de paz y nuestro rechazo de cualquier pretensión de adquirir territorios en los Balcanes; retiraremos nuestras tropas estacionadas en el Sanjak y en el futuro renunciaremos a los privilegios que se nos concedieran en el Sanjak por el Tratado de Berlín.

Estoy informándole inmediatamente sobre este asunto, ya que debe (hacerlo) por las estrechas relaciones que nos unen como amigos. Estoy seguro de que Vd. juzgará esto con amistosa voluntad y que no dejará de comprender que estamos actuando bajo la presión de la urgente necesidad.

Su leal amigo, Francisco José».

Carta del emperador Francisco José a Guillermo II, 29 de septiembre de 1908, en L.L. Snyder, Historic Documents of World War I, Princenton-New Jersey, l958, pp. 37-38

Anuncios

#austria-hungria