La producción industrial (1870-1913)

Reparto de la producción industrial

Progreso tecnológico y revolución industrial

«El progreso económico ha sido desigual, ha venido marcado por avances rápidos y espectaculares y por recesiones, y no hay ninguna razón para confiar en una progresión ascendente indefinida. Por una parte, el avance tecnológico no constituye un proceso continuo y equilibrado. Cada innovación parece tener un ciclo vital propio, con un período juvenil, de prueba, uno de fecunda madurez y otro de vejez en declive […].

No obstante, las economías industriales avanzadas han dado pruebas de una vitalidad tecnológica considerable. La tendencia al declive hacia finales del siglo XIX de las ramas que se habían modernizado tempranamente se vio más que compensada por el desarrollo de nuevas industrias basadas en avances espectaculares en las ciencias química y eléctrica y en una fuente de energía nueva y móvil -el motor de combustión interna-. A este conjunto de innovaciones se le suele llamar la segunda revolución industrial.»

D.S. Landes: Progreso tecnológico y revolución industrial, Madrid. Tecnos, 1979, pp. 18

Anuncios