La epidemia de peste en Londres (1722)

En 1665 los londinenses vivieron uno de sus años más negros. Fue el año de la Gran Plaga, el año en que la peste negra se adueño de las calles de la capital británica, se cree que proveniente de Holanda.

El escritor Daniel Defoe nació unos cinco años antes muy cerquita de Londres y sobrevivió a esa epidemia que diezmó la ciudad. En 1720 hubo otro brote de la enfermedad en la ciudad francesa de Marsella y Defoe, preocupado por una posible repetición del episodio en su querido Londres, se puso a escribir un libro que publicó en 1722: Diario del Año de la Peste.

“Al estar paralizados todos los ramos de actividad, los empleos cesaron, desapareciendo el trabajo y, con él, el pan de los pobres; y los lamentos de los pobres eran, ciertamente, muy desgarradores al principio, si bien el reparto de limosnas alivió su miseria en ese sentido. Cierto es que muchos escaparon al campo, mas hubo miles de ellos que permanecieron en Londres hasta que la pura desesperación les impulsó a salir de la ciudad, al solo fin de morir en los caminos y servir de mensajeros de la muerte, pues hubo quienes llevaron consigo la infección y la diseminaron hasta los confines más remotos del reino.

Muchos de ellos eran los miserables seres de objeto de la desesperación a que he aludido antes; y fueron aniquilados por la desgracia que sobrevino después, pudiendo decirse que perecieron, no por la peste misma, sino por sus consecuencias; señaladamente, de hambre y de escasez de todas las cosas elementales, sin alojamiento, sin dinero, sin amigos, sin medios para conseguir su pan de cada día ni nadie que se lo proporcionase, ya que muchos de ellos carecían de lo que llamamos residencia legal y por ello no podían pedir nada a las parroquias. (…).

Todo ello, si bien no deja de ser muy triste, representó una liberación, ya que la peste, que arreció de una manera horrorosa desde mediados de agosto hasta mediados de octubre, se llevó durante ese tiempo a unas treinta o cuarenta mil personas de estas, las cuales, de haber sobrevivido, hubieran sido una carga demasiado pesada debido a su pobreza.”

Daniel Defoe. Diario del año de la peste.

Fuente: http://www.retroklang.com/?m=201101

Anuncios

#demografia, #epidemias, #reino-unido