La perestroika, según Gorbachov

Miljail Gorbachov

Miljail Gorbachov

La adopción de principios fundarnentales para un cambio radical en la gestón económica fue un gran paso adelante en el programa de la perestroika. Ahora la perestroika se relaciona virtualmente con todos los aspectos principales de la vida pública. Por supuesto, nuestras nociones sobre el contenido, métodos y formas de la perestroika deberán ser desarrolladas, clarificadas y corregidas más adelante. Esto es inevitable y natural. Es un proceso vital. Es indudable que los cambios plantearán nuevos problemas importantes que requerirán soluciones no ortodoxas. Pero el concepto total, el plan total de la perestroika, no solamente desde el punto de vista de la esencia sino también de las partes que la constituyen, resulta claro para nosotros.

La perestroika significa superar el proceso de estancamiento, quebrar el mecanismo que frenaba el progreso, crear un mecanismo confiable y efectivo para la aceleración de progreso social y económico, y darle un mayor dinamismo.

La perestroika significa iniciativa para las masas. Es el amplio desarrollo de la democracia, la autonomía socialista, el impulso de la iniciativa y el esfuerzo creativo, mejoramiento del orden y la disciplina, más trasparencia en la información (glasnot) crítica y autocrítica en todas las ésferas de nuestra sociedad. Es el respeto máximo por el individuo y la mayor consideración por su dignidad personal.

La perestroika es la completa intensificación de la económia soviética, el renacimiento y desarrollo de los principlos del centralismo democrático en el manejo de la economía nacional, la introducción general de los métodos económicos, la renuncia a la gestión a base de ordenes y por métodos administrativos, el estímulo total a la innovación y a la iniciativa socialista.

La perestroika significa un cambio firme hacia los métodos cientifícos, la capacidad para proveer una sólida base científica pare cada nueva iniciativa. Significa la combinación de los logros de la revolución científica y tecnológica con una economía planeada.

La perestrolka quiere decir desarrollo prioritario de la esfera social, dirigido a satisfacer mejor los requerimientos del pueblo soviético: mejores condiciones de vida y trabajo, descanso y recreación, educación y cuidado de la salud. Significa una preocupación incesante por la riqueza espiritual y cultural, por la cultura de cada individuo y de la sociedad en su conjunto.

La perestroika se propone eliminar de la sociedad las deformaciones de la étca socialista, la firme implementación de los principios de la justicia social. Significa la unión de palabras y hechos, derechos y deberes. Es la elevación del trabajo honesto, altamente calificado, la superación de las tendencies a equiparar la remuneración y el consumismo.

Gorbachov, Mijail.

La Perestroika

Ed. Diana. Mexico. 1987.

Reflexión crítica sobre la Perestroika.

Cartel sobre la perestroika, 1988

Cartel sobre la perestroika, 1988

¿Cómo se han alcanzado los objetivos de la “perestroika”, ahora que ésta ya ha comenzado?; ¿Qué política hay que seguir en una situación de crisis económica, peligrosos signos de desintegración y caos y de temor al mañana?. El pueblo empieza a estar incluso más atemorizado de que las cosas vayan como fueron después de la Revolución de Octubre; de que vuelva a haber divergencia entre los grandes objetivos y los auténticos resultados históricos… En una situación en que el nivel de vida está bajando continuamente, el pueblo se preocupa todavía más: ¿vamos por buen camino, usamos los medios adecuados, aplicamos los métodos correctos?. En aquellos días, en los años veinte, también se llegó al límite, y hubo que tomar una decisión histórica para que nuestro gran país continuara avanzando. Después de la Revolución de Octubre y bajo sus banderas el pueblo continuó marchando hacia los objetivos proclamados, y nunca los alcanzó. Esto es lo que diferencia radicalmente la situación actual. Como resultado de la “glasnost” y de la revelación de la verdad, ha penetrado en la memoria social el miedo a los grandes cambios… La gente que no admite la necesidad de la transformación y se ha opuesto a ella, desde hace tiempo quiere aprovecharse de eso. Son las personas ortodoxas y dogmáticas, la gente del pasado, con una forma de pensar estereotipada y una visión limitada de las cosas.

El punto de partida en el concepto de “perestoika” fue la profunda convicción de que no podíamos seguir viviendo como lo hacíamos. He hablado frecuentemente de esto y no intento repetirme a mí mismo aquí. No he lamentado nunca, ni una sola vez, el hecho de haber sido yo el iniciador de un brusco giro en la vida de nuestro país. Lo que gracias a la “glasnost” salió a la luz sobre nuestro pasado confirmaba brutal e inexorablemente que un sistema creado conforme a las normas de la tiranía y el totalitarismo no podía tolerarse por más tiempo, y no simplemente desde un punto de vista moral sino también desde el punto de vista de los intereses básicos del país en los terrenos económico y social. Había ya empujado al país a un callejón sin salida y lo había situado al borde de un abismo. Y continuaba vigente por medio de la fuerza, la mentira, el miedo, la apatía social, además de la ayuda de inyecciones artificiales que dilapidaban recursos y debilitaban el potencial para el futuro. Si hubiéramos conservado el antiguo régimen unos años más, habría habido razones sobradas para hablar del final de la historia de nuestro gran Estado.

(Mijail GORBACHOV, “El Artículo de Crimea”, en El Golpe de Agosto. La Verdad y sus Consecuencias, Barcelona, 1991, pp. 143 y ss.)

Anuncios

#gorbachov, #perestroika, #urss