Los factores de la colonización europea, según Jules Ferry

Jules Ferry

Jules Ferry

«Se puede relacionar el sistema de expansión colonial con tres tipos de ideas: ideas económicas, ideas de civilización […] e ideas de orden político y patriótico.

[…] La primera forma de la colonización es la que ofrece un asilo y trabajo al excesivo crecimiento de la población de los países pobres o de los que poseen una población numerosa. Es evidente, en efecto, que un país que deja escapar una gran cantidad de emigrantes no es un país feliz, ni un país rico. Y no es censurar a Francia, ni dirigirle una injuria a Francia, decir que, de todos los países de Europa, es el que tiene el menor número de emigrantes.

Pero hay otra forma de colonización: la que se adapta a los pueblos que poseen un exceso de capitales o un excedente de productos. Y ésta es la más moderna, actual, la más extendida y la más fecunda. […]  Las colonias son para los países ricos una inversión de capitales de lo más ventajosa. […] La cuestión colonial es para los países abocados por la naturaleza misma de su industria a una gran exportación, como es la nuestra, la cuestión misma de los mercados. Os digo que Francia, que siempre ha disfrutado de grandes capitales y ha exportado cantidades considerables de estos al extranjero, tiene interés en considerar este aspecto más importante de la cuestión colonial. [….] La experiencia demuestra que eso era suficiente […] en los tiempos que corren y en la crisis que atraviesan todas las industrias europeas, la fundación de una colonia es la creación de un mercado. Se ha señalado y los ejemplos abundan en la Historia económica de pueblos modernos, que es suficiente que el lazo colonial subsista entre la madre patria que produce y las colonias que ella ha fundado, para que el predominio económico acompañe y soporte, de alguna manera, el predominio político […].

Señores, hay un segundo punto, un segundo orden de ideas que debo igualmente abordar. Créanme lo más rápidamente posible: es el lado humanitario y civilizador de la cuestión […]. Es preciso decir abiertamente que, en efecto, las razas superiores tienen un derecho con respecto a las razas inferiores porque existe un deber para con ellas. Las razas superiores tienen el deber de civilizar a las razas inferiores […] ¿y existe alguien que pueda negar que existe más justicia, más orden material y moral, más igualdad, más virtudes sociales en el Africa del Norte desde que Francia ha hecho su conquista? Cuando fuimos a Argelia para destruir la piratería y asegurar la libertad del comercio en el Mediterráneo, ¿hicimos acaso acciones de corsarios, conquistadores o devastadores […]? […]

Por último, no hay compensaciones por los desastres que hemos sufrido [la pérdida de Alsacia y Lorena] […] y yo afirmo que la política colonial de Francia, que nos ha llevado -bajo el imperio- a Saigón y a la Cochinchina, que nos ha llevado a Túnez, que nos ha hecho llegar a Madagascar, afirmo que esta política de expansión imperial está inspirada en una verdad: una marina como la nuestra no puede prescindir de puertos sólidos, de defensas, de centros de aprovisionamiento».

Discurso de Jules Ferry, ministro de Asuntos Exteriores francés, ante la Cámara de Diputados, el 28 de julio de 1885.

Anuncios

#francia