Los cuatro grandes ante los tratados de paz

Caricatura profética: representa a Clemenceau que al salir de la Conferencia de Paz de Versalles, escucha los gemidos de un niño, que se convertiría en soldado en 1940. El Tratado de Versalles que pretendía poner fin a la guerra, sentó las bases de la próxima contienda. (Tomado de La Formación del Mundo Moderno. Volumen I, pág. 577)

LAS POSTURAS DIVERGENTES DE LOS VENCEDORES

El Presidente americano Wilson

“Espero que Vd. esté de acuerdo, en principio, como el Sr. Lloyd George en la moderación que es necesario mostrar con Alemania. No queremos ni podríamos destruirla: nuestro mayor error sería darle razones poderosas para que quisiera un día tomarse la revancha. Cláusulas excesivas sembrarían la semilla segura de la guerra (…)

Es necesario que evitemos dar a nuestros enemigos la impresión de injusticia. No temo para el futuro las guerras preparadas por complots secretos de los gobiernos, sino más bien los conflictos creados por el descontento de las poblaciones. Si nos hacemos a nosotros mismos culpables de injusticia, ese descontento es inevitable.”

El Presidente Wilson dirigiéndose a Clemenceau en el Consejo de los 4

El primer ministro francés Clemenceau

“Tomo acta de las palabras y de las excelentes intenciones del Presidente Wilson. Él elimina el sentimiento y el recuerdo: es ahí donde tengo una observación que hacer respecto a lo que acaba de decir. El presidente de EE.UU. desconoce el fondo de la naturaleza humana. El hecho de la guerra no puede ser olvidado. América no ha visto esta guerra de cerca durante los tres primeros años; nosotros, durante ese tiempo, perdimos un millón y medio de hombres. No nos queda mano de obra. Nuestros amigos ingleses, que han perdido menos que nosotros, pero lo bastante para haber también sufrido mucho, me comprenderán.

Las pruebas que hemos debido pasar han creado un sentimiento profundo sobre las reparaciones que nos son debidas; y no se trata sólo de reparaciones materiales: la necesidad de reparaciones morales no es menos fuerte (…)

Buscáis hacer justicia a los alemanes. No penséis que ellos nos van a perdonar, buscarán la ocasión de la revancha, nada destruirá la rabia de aquellos que han querido establecer su dominación en el mundo y que se han creído tan cerca de conseguirlo.”

El jefe de gobierno francés, Georges Clemenceau, dirigiéndose al Consejo de los 4

Europa tras los tratados de paz, 1919-20

Europa tras los tratados de paz, 1919-20

Consecuencias de la Primera Guerra Mundial

Consecuencias de la Primera Guerra Mundial

Anuncios

#ee-uu, #reino-unido