Los sistemas bismarckianos y la Paz Armada (1870-1914)

Otto von Bismarck

Otto von Bismarck

Si hay en este clima de tensión política un Estado capaz de trabajar por el mantenimiento de la paz, es Alemania. Una Alemania que no tiene interés en las cuestiones que agitan a las restantes potencias, que ha visto oportuno, desde la Constitución del Imperio, no atacar a ninguno de sus vecinos, a menos que se le obligue.

Pero, señores, para cumplir esta difícil y quizás ingrata misión, es preciso que Alemania sea poderosa y esté preparada para la guerra (…). No tenemos el instinto belicoso. No tenemos la necesidad de lucha; somos de esos Estados que el príncipe Metternich llamaba “Estados saturados” (…).

Desde el acuerdo de Francfort, nuestro primer deseo fue mantener una paz tan larga como fuera posible y aprovecharla para consolidar el imperio alemán. No era una empresa fácil. Alcanzamos un completo entendimiento con Austria.

La amistad con Rusia no ha sufrido ningún contratiempo durante los tiempos de guerra y hoy no puede ser puesta en duda. No tememos ningún ataque ni política hostil por parte de Rusia (…).

La cuestión de saber cuales serán nuestras relaciones con Francia en el futuro es más difícil de resolver.

Entre nosotros y Francia, la paz es difícil porque subsiste entre los dos países un largo litigio histórico por el problema de las fronteras (…).

La superioridad de Francia dependerá de las alianzas que tenga. No creo que esas alianzas puedan tener lugar. La labor de la diplomacia es evitar esas alianzas o preparar contra-alianzas si tuvieran lugar (…)».

Discurso de Bismarck en el Reichstag, 11 de enero de 1887.

Las alianzas militares de la Paz Armada

Las alianzas militares de la Paz Armada

La Paz Armada

La Paz Armada

Anuncios

#alemania, #bismarck